Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

Aprendí

A ver que he aprendido... Los tiempos en pareja no existen, cuando los problemas son de dos se resuelven entre los dos.Soy muy valiosa y no dependo de nadie para saberlo.Discutir no lleva a nada, el diálogo resolvería las cosas de una forma más real.Llorar sobre la leche derramada no me hará feliz.Yo decido ser feliz. Mi sonrisa es lo único que tengo.Dudar mucho de una persona no permite disfrutar. Solo cabe la duda cuando las pruebas son reales no inventadas.Si paso mi tiempo viendo lo que no tengo, no puedo aprovechar lo que tengo... en mi caso es todo.Todo tiene su lado bueno, por más oscuro que parezca.El presente es lo único que tengo, mañana no se si vendrá y el pasado, ya pasó.Dios sabe lo que hace y eso le da paz a mi corazón.Soy feliz porque sé quien soy.Las situaciones extremas meritan acciones reales que nos hacen aprender.

Quisiera tener la libertad de aprender a vivir

¿Porqué escribir si callo muchas veces lo que quiero decir, porque realmente no lo digo, no soy sincera del todo?
A veces lo hago, pero temo más a los problemas que me busco por culpa de ello.
¿Qué me pasa? Tengo miedo, miedo a ser yo, miedo a la noche, miedo a caminar sola, miedo a no alcanzar, miedo a demostrar lo buena que soy, en resumen miedo de ser feliz.
Eso ha sido desde siempre, cuando doy todo por ser feliz, apuesto a ganar, de las cuales solo he ganado tres veces, de esas una empieza pero temo que sea tarde, la otra al verse contrariada caí y la última está diciendo adiós, ya no me pertenece... me deja sola.
Tengo miedo a respirar, porque cada vez que lo hago duele, ha dolido fuerte o no soy de las personas que ganan.
Y sí, dentro de cinco días se cumple un año de estar en el periodo al que más le he temido, ¿porqué? porque cada paso que he dado lo he hecho por mí misma... Hace casi un año descubrí que podía ser yo...
Me comienzo a conocer por medio de la mirada de mi alma, comi…

Caballerosidad en nuestros días

Está bien, en siglos anteriores las mujeres vivían un machismo tan grande que verlas como individuos era una infamia.
Así fueron pasando los años hasta que la mujer logró darse a conocer como ser pensante, capaz de vivir por ella misma y tener la misma condición de humana, como lo tenía el hombre.
Pero rescatemos algo de esos años, la mujer era tratada con delicadeza, respeto y cuidado.
Ahora sí, me despierto un día y al subir al bus muchos hombres pasan primero, logro conseguir un campo en el mismo. De repente una joven embarazada con su niña suben al bus con unos sacos de frutas, provenientes de la feria del agricultor al no haber campo se quedan de pie.
Los jóvenes anteriormente mencionados, tuvieron la delicadeza de quedarse en sus asientos y la verdad no lo soporté (a pesar de sentirme descompuesta) me levanté y le di mi asiento a la muchacha.
Me bajo y cuando trato de hacerlo hay un grupo de hombres en la puerta del bus que no permiten que me baje, así que tuve que hacerme metida ent…

Me encantaría o quisiera...

Me encantaría jactarme de saber
la colocación de tus lunares;
de haber sido esa mujer que cambió tu mundo
a la que recuerdas con cada canción.

Quisiera arrasar con tus sueños
y que veas perfecta cada imperfección,
cada momento, que al final,
son esos los que han hecho que esté bien.

Así no estar pendiente de lo inconstante
de los impredecibles, de esa forma
de vivir en esta tierra.

Me encantaría que pienses en mí
y que tus anhelos futuros tengan mi nombre,
que si termina, a pesar del tiempo,
sepas que no habrá nadie igual.

Quisiera que al despertar te llegue mi olor
y me necesites allí tanto como yo te necesito aquí.
Así poder tener en claro que sientes
que no pese tanto todo,
porque te extraño pero no se si lo haces.

Me encantaría escuchar tu corazón
saber que pasaría si no estuviera,
si nunca hubiese llegado a amarte
si no existiera el día en que nos conocimos.

Quisiera saber quien serías sin mí,
tal vez porque estoy segura quien sería yo sin ti.

La mujer que quieren que sea

¿Hasta donde ser bueno? Es una pregunta que me he hecho durante años. Tengo la virtud o la desgracia de que las cosas se me olvidan, de perdonar y de seguir como si nada luego de una discusión... Será que alguno o alguna de ustedes podrá decirme como hacer.
A veces me canso de ser siempre la niña buena que tiene que ceder todo o siempre tiene que obedecer, cuando en mi interior deseo luchar o decir algo, otra parte de mi hace que haga lo que está social-política-moral o religiosamente correcto.
Es que desearía tener la capacidad de volverme y decir todo lo que pienso, poder callar a quienes se mofan diciendo cosas que lastiman o poder ser la mujer que nadie espera que sea.
Hay quienes esperan que me rebele del mundo, otros que mantenga el mundo y algunos que les haga el mundo...
¿Y la mujer que quiero ser? ya creía que lo había conseguido y en un mismo día volví a ser todo lo que no quería ser.

¿Han tenido días así?

No se que pasa hoy, o tal vez si pero no entiendo porque pasa. Bueno fisiológicamente sí pero mentalmente no.
Es como un gran enredo, la cabeza está aquí y no. Quiero estar con él y muero por que me ponga toda la atención, pero a la vez necesito que no esté (no se si por mi o por su bienestar).
Me gusta estar y conversar con quienes me siento yo y no me va a pasar nada, con las personas que se que puedo madrear y cinco minutos después decirles que las quiero, estos seres me conocen y pues, solo dicen "Ay Bren".
Es que quiero salir corriendo pero a mis pies no les da la gana, es que tal vez sea mi alma la que quiera salir, pero ¿no se separan?.
Pues así es, son días en que no entiendo, en que todo da vueltas, en que odio el mundo y tres segundos después todo es de color rosa.
Son días raros, que si juego poker hay tréboles de cuatro hojas y los dados al lanzarlos tienen números negativos.
Días en que deseo estar sola pero me estresa estar sin nadie... días en que yo no quiero ser y…