Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2013

Mujer de un solo amante

Como todas las mujeres ella tenía su propia aventura; ese hombre en el cual satisfacía sus deseos de cuando en cuando y se escondían ante una sociedad que se suponía todo.
Cuatro años habían pasado ya dejándose y perteneciéndose, cada cual con su pareja o se turnaban la idea de compromisos, pero mantenían entre ambos el placer de lo prohibido.
- Conocí a alguien- se lo dijo con la sonrisa curiosa que siempre la caracterizó.
- ¿Ahora de quién te enamoraste?
- Aún no me acostumbro a que tus respuestas sean siempre preguntas. De un hombre, pues- algo sarcástica.
-¿Y él lo sabe?
- Saldremos esta noche. Él la tomó por su cintura, besó su delgado abdomen y no dudó en besarle los labios escondidos para otra gente, como si fuese la primera vez que lo hacía.
Llegada la noche Ana se alistó y decidió pasar por costumbre lo que le emocionó la tarde. La salida se convirtió en tiempo juntos y sin más ni más pasó a llamarse prometido.
- Dejaste de ser mía -
- Siempre lo seré, aunque nunca te animará…