Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Descubrí que le quiero

Hay un inevitable momento, que viene de improviso pero alimentado de otros pequeños instantes.
No es como el primer amor, es más parecido al enamoramiento de los 20 años pero sin mariposas, solo conservando la necesidad de estar presente, del abrazo como detonante expresivo y del beso como caricia necesaria.
Ese despertar de lo incondicional y las ganas de dar pequeñas alegrías... pensar más en lo permanente y sin afán de lo inmediato.  Se vuelve un extraño proceso entre la facilidad de sonreír y llorar de la niñez, con la picardía de la adolescencia.  Cuando no queda otra que la complicidad de los chistes internos y las frases con muchos sentidos, secretos vividos. Ese inevitable momento en que descubrimos que queremos a alguien y se convierte en el amigo (a).

No tendré sexo con usted: Acoso callejero

San José, Costa Rica, con una temperatura de más de 30° C. 
Una población y tradiciones en donde aún te ven diferente por vestir ''fresca'', yo le llamo vestimenta adecuada al mismo calor que tenemos en las playas. También le llamo absurdo.
Pero ese no es el problema más grande, es que, por vestirme acorde al clima o simplemente como me venga en gana, yo tenga que aguantar: autos que pasan lentamente sacando la cabeza por la ventana, muy desagradables (si me desagradan tanto que revuelven el estómago) palabras o frases como "rica", "huy mi amor" o la afamada "venga y se la chupo".
En el bus, eso de que se acerquen demasiado; deben entenderlo, 'su patología no me interesa, si es que se excita por tenerme cerca'' o ''no señor, que quiera acercar su pene no es de mi interés, menos uno que se erecta solo con pensar en acercarlo''. Expresiones y acciones que han a salido de jóvenes y viejos, encorbatados y motocicl…