Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

Te digo adiós vos

Entraste a mi vida, como eso que esperaba y creí que nunca pasaría. Entraste a mi vida como lo menos esperado, como lo más inocente, como lo que me permitió sentir.
Te sentí muy pocas veces, no recuerdo mucho pero nuestros labios se aclopaban bien. Te sentí muchas veces, nuestros ritmos son distintos pero recuerdo cada noche antes de dormir el sabor de tu piel.
Me has apoyado desde que te conozco y últimamente he estado ahí para vos. Nunca aprecié lo bueno que era tu apoyo y es hoy lo que más extraño de vos.
He decidido decirte adiós, ya no quiero ni puedo estar ahí con la posición en la que me pretendes mantener. He decidido decirte adiós no porque quiera si no porque por más que me mantengo no me quieres aquí.
Así que...
A vos: eres un gran amigo, compañero, maestro, un aliento y escape, pero aunque me duela ya no puedo ser esa, una más de esa lista, quiero atención, la cual de ti no obtendré.
A vos: eres mi amigo, mi compañero, mi sonrisa tonta, mi compañero de aventuras, quien sabe como…

Reflexiones del Volcán Barva

Los portones estaban cerrados y yo decidí quedarme fuera con la esperanza en que escucharas mis palabras diciendo "te amo".







En medio de un bosque, de preguntas propias y compartidas anhelé sobre todas las cosas ser ese rayo de luz en tu vida.







Pero su campo era incierto, no podía saber con seguridad que me reparaba el tiempo. Solo lo cercano, lo presente... Era tu sonrisa que no me pertenecía.







Es bien sabido, hay momentos en los cuales por más que se sienta, la mejor opción es la de esperar.






Fotos por Brenda Lidis Alfaro González.

Hay dias de dias... Días que cuando no estoy es cuando mas quiero estar

No se como describirlo ni como decirlo, hace mucho no escribo de usted, pero hoy es de esos días en que mi cuerpo, mi alma y mi mente solo querían estar a su lado.
Te escuché muy temprano contando tus historias, desee que tu olor se mantuviese entre mis dedos desde ese momento para todo el día, como antes.
En la mañana vi mi celular mil veces, no mandé mensajes, no quería ser yo la que escribiera... dejé de pensar en vos.
Al medio día estaba allí, tan cerca, sintiendo que el alma se salía con cada quien que se acercaba, por más que lo quería no te busqué.
En la tarde vi mi teléfono, lo pensé. Decirte que tus labios extraño en sobre manera, que tus manos en mi rostro las anhelo y tus ojos coqueteando mi ser...
En la tarde-noche me divertí, no te recordaba, pero al escuchar "¿Ahora quién?" de Marc Anthony.
Hay días de días, días en que me tengo que alejar de usted, por que todo de mi te quiere cerca y es más grande mi querer por todo lo que es su presencia..