Ir al contenido principal

2014: Dios hizo lo que quiso y a mí me gustó

Ya el título lo resume todo, pero como llevo años haciendo esto seguiré con la tradición. Al final del 2013 no sabía nada del 2014, así que dije literalmente "Dios haga usted lo que quiera, yo trabajaré con lo que usted me de", y así, el 2014 fue el mejor año hasta ahora en mi vida.
Cumplí 25 años y aunque no alcancé todo lo que pensé a mis 18, tengo lo que debería tener y me encanta:

  1. En el campo laboral fui muy dichosa, inicié mi año produciendo en una empresa que es más una familia. Aprendí 3 veces más de lo que me enseñaron en la carrera, me enfrenté a mis miedos y entendí que sí, la producción audiovisual me apasiona y quiero vivir de ello toda mi vida.
    El segundo semestre inició algo confuso, pero Dios no tardaría en darme algo que no creí lograr hasta dentro de unos 5 años: soy profesora de la UCR, uno de mis mayores sueños, porque he admirado a aquellas personas que construyeron Costa Rica, y todas iniciaron siendo profes en la U. Es uno de los mejores trabajos del mundo y sí, es la forma de unir la educación y la comunicación. Creo que este año en lo laboral he sido muy feliz.
  2. En lo académico, TERMINÉ EL BACHI EN PRODU!!!! Me gradué hasta por fin. Sin embargo, estoy algo loca y como no puedo dejar cosas sin terminar decidí finalizar periodismo. Sinceramente la mayoría ha sido una pérdida de tiempo en materias, pero una parte de lo aprendido es y será de mucha utilidad. Y si, el 2015 ya me espera con una Licenciatura.
  3. Cumplí uno de mis retos más grandes: YA TENGO LICENCIA PARA CONDUCIR!!! Sí, esto se merecía todo un punto, ya que con ello cierro dos de las metas que tenía para los 25 años.
  4. Con amigos, pues ha sido un año de encuentros y reencuentros. Volví a conocer personas lindas con quienes compartí mi niñez y han hecho de mi año-virtual algo realmente divertido.
    A los chicos y chicas del cole (Vok) que año con año seguimos molestándonos y queriéndonos. Seamos sinceros: GRACIAS A DIOS POR EL WHATS APP!
    Luego a aquellas personas que encontré tarde, pero las encontré, a los pequeños y amados perios (ven periodismo tuvo su lado bueno): Cin, Sil, Ester, Oscar, Álvaro, Alina y todos los demás pequeños.
    A esas personas que más que compañeros de trabajo y mentores se convirtieron en amigos; Ojalá (Glory, Lu, Ana, Marvin) y METICS (Grace, Gaby, Aarón, Susan, Bárbara, Jose, Cin) me hacen feliz día con día.
    Y aquellos amigos, que a pesar de estar en lugares y tiempos distintos, siguen estando: Gaby Murillo, Ana Ga, Milena, Randall, Aarón, Nat, Chicky, Lau Roque, Ching, Allan, Minor, Andrés, Fede Brenes. Gracias por estar este 2014 (y muchos años antes), en diferentes momentos y vidas, los quiero siempre conmigo.
    Este año una mención especial a Marvin y a Cin porque son un gran regalo de este 2014, si que haberlos conocido fue una gran bendición.
  5. Y por último y más importante, mi familia, que sin ella no haría nada y con ella lo hago todo: mis hermanas (Nathy y Rebe), mi papá, mi mamá y mi novio David. Gracias por ser mi mayor regalo de Dios, los amo demasiado y este año no sería lo que fue sin ustedes.
Fue un gran 2014, conocí media Costa Rica (no se imaginan lo que amé esto), encontré mis pasiones y las viví, tengo nuevas personas en mi vida y mantengo a aquellas personas que amo, y sobre todo puedo decir que fui feliz. Hubo momentos difíciles, pero gracias a Dios nada más duro de lo que pudiese resistir.
Cierro esto mandando un abrazo a mi abuela, que espero en paz descanse y pidiendo a Dios una cosa: yo solo quiero que en el 2015 haga lo que quiera :D

Comentarios

Entradas populares de este blog

El post del 2017

Comencemos... hablar del 2017 es algo complicado, una montaña rusa. Basta con verPictoline,  recuentos de los medios de comunicación o los comentarios de las persona sobre final de año, para saber que ha sido un año complejo en general.
En mi caso fue un año en que la paciencia, tolerancia y fe se pusieron a prueba, dejando en el camino varias crisis del digestivas, emocionales y musculares... pero al final de eso se trató, desarrollar un poco más esas tres ¿características?


Pero no me puedo quejar, aprendí muchísimo y prefiero contar mis regalos. Les comparto algunas cosas que puedo sumar a los aprendizajes:
Las cosas seguras no son realmente seguras, el cambio es constante y aprender a sobrellevarlo debería ser una materia del colegio.Mi país tiene demasiado por conocer. Si me lee de otro país le invito a visitar el paraíso natural que es Costa Rica, y si ya lo ha hecho, comente con recomendaciones de sus lugares favoritos. Cuando Dios insiste en algo, es necesario dejar de irse. Que…

Sueños nada pomposos

Ser de esas mujeres que aún no están seguras si pertenecen a este siglo o al anterior, entre la independencia y lo popularmente llamado tradicional, como si decirles en la misma frase tuviese síntoma de infamia.
Mis sueños son simples, nada muy pomposo, una total injusticia para quienes consideran que si un sueño no es extraordinario no puede llamarse sueño.
Pienso en un espacio propio, que pueda decorar de mil formas al año, con una cocina llena de los juguetes necesarios para satisfacer mi manía por cocinar y sonreír al hacerlo.
Tomar el auto y conducir a nuevas historias, que duren una tarde, dos días o alguna semana. Un pasaporte con al menos un sello al año, para dejar de pensar que mi realidad es la única.
Quiero escribir un libro o dos... Sueño nada original para una periodista, pero algo innovador para una productora.
Un título más en la repisa, que signifique la puerta para ayudar a otros desde un lugar donde mis decisiones sean tomadas en cuenta.
Y algún día, cumplir el anhe…

Sonrisas perfectas

Atendamos al principio popular "tenga siempre una sonrisa". Como si La Mona Lisa en serio estuviese sonriendo, como si fuésemos múltiples robots con la programación de la eterna sonrisa.
¿Estar feliz es malo? no y este escrito no se trata de eso, si no de la falsa idea de que todos somos muñecos de Matel sin inseguridades, problemas, dudas o manías, como si la realidad o el dubitar sea una maldición para el resto.
En Occidente la idea de expresarse de buena manera se limita a que se digan cosas buenas y positivas; está prohibido criticar, decir un "no me gusta" o expresar sentimientos que no provoquen sonrisas.
Ahora regurgite el "jajaja". Respuesta corta de 6 letras que simula haber entendido algo, haberse divertido o estar de acuerdo, pero en la mayoría de los casos se refiere a un "no se que contestar" o "no quiero quedar mal".
Montón de hipócritas exigentes, estos que esconden la realidad en miles de colores o ilusas frases que pre…