Hoy no fue 15 de setiembre

Desde que recuerdo, en Costa Rica el 15 de setiembre se celebra la independencia con desfiles. Un "desfile del 15" es - si usted está en la escuela o colegio- despertar a las 6 am, vestirse divino o divina, su uniforme se ve hermoso y usted participa, ya sea del acto cívico o del desfile en sí.
Si ya está más grande o no pertenece al sistema educativo de primaria-secundaria, la historia cambia un poquito. Levantarse a las 8 am con el sonido de tambores y liras (salir corriendo a bañarse), llegar a la principal y ver el desfile.
Pero en los últimos años aquí en Desamparados (San José) se viene amenazando que no habrá dicha representación cultural.
Que por los que tratan de ver las muchachas en enagua, que por la basura, que por los robos, que por la calle. No importa lo que sea, tienen como 10 años llenos de amenazas.

Pues llega el 15 de setiembre del 2014 y me desperté a las 9 am.

No habían tambores, ni liras, ni una Diana a las 5 am dando un pequeño despertar.
En total fueron 14 centros educativos, de las comunidades de Gravilias, Damas, San Antonio y Patarrá, que decidieron no hacer desfiles y es así como nos quedamos sin una celebración.
¿Qué dijeron las autoridades? "La seguridad".
Está más que demostrado que este tipo de actividades dan fomento a la apropiación de espacios públicos de la comunidades.
¿Seguridad? Eso es miedo señoras y señores de los centros educativos y la Dirección Regional del MEP. Eso es ceder nuestros barrios y comunidades.
Hoy no fue 15 de setiembre. Hoy no celebro la libertad, ni un pueblo de paz, pues el miedo de los altos jerarcas nos tiene aquí, perdiéndonos de acoger las tradiciones y exteriorizar con la música de las bandas, los bailes típicos y las banderas ondeando, la libertad de ser costarricenses.
Señores y señoras este es mi mensaje final:

Sepamos ser libres
no siervos menguados,
derechos sagrados
la Patria nos da.
Si, cantemos el himno sonoro
a la Patria, al derecho y al bien,
y del pueblo los hijos en coro
de la ley juren ser él sostén.
Nuestro brazo nervudo y pujante
contra el déspota inicuo opresor,
a los ruines esbirros espante
que prefieren el ocio al honor.


Comentarios

Entradas populares