Sentidos entre cuerdas


Últimamente mi guitarra suena
simplemente a recuerdos añejos
con más de dos años de antigüedad
y amores que desentonan a la realidad.

Usted no es la que busco
el mes se acaba y no se si la quise
o tan solo creo que no busco nada
de lo que podría encontrar.

Las madrugadas dejaron de ser mías,
mi voz no ha vuelto a responder,
las cuerdas anhelan un lugar
que entre mis manos han sido olvidadas
y ellas las curvas de la inspiración.

Quisiera un rincón para escribir
pero al no encontrar que siento
solo me doy cuenta que la verdad
no tengo ganas ni de sentir.

Mis impulsos ya no tienen
el motivo suficiente de años atrás
pero veo un mundo que quiero abrir
sin coraje para hallar la puerta.

Las madrugadas dejaron de ser mías,
mi voz no ha vuelto a responder,
las cuerdas anhelan un lugar
que entre mis manos han sido olvidadas
y ellas las curvas de la inspiración.

Con impulsos, son nuevos sueños,
con asuntos enterrados,
cuerdas de guitarra con ganas de ser cambiadas.

Comentarios

Entradas populares