Lejos de mí

Quisiera sacarte de mis adentros
no quiero seguir viendo tu rostro
y preguntarme ¿qué pasó?.
Mi vida sigue y Dios la galardona
con las más bellas bendiciones,
pero sigues frente a mí.
Hoy, por el mismo pasillo en el que nos enamoramos
en los mismos azulejos que pasábamos el tiempo hablando,
nos encontramos hacia direcciones distintas
pasando uno al lado del otro
como si nunca hubiese pasado,
por lo menos para ti.
Juro que ya no te amo
pero estás todavía en mis venas
y daría lo que fuese por que no estuvieras.
Porque no me amaste, dudo que me quisieras
y aún así yo seguía luchando por ti.
Dije que te esperaría,
pero me has dañado, no te he importado
y me tengo que alejar de ti.

Comentarios

Entradas populares