Cambio de pensamiento

Parte 1

Odio que cambiaras tanto, fue cuestión de días para que no estuvieras, para que tus abrazos se esfumaran y ya al sentirlos no hubiese nada en ellos.
No te mentiré... aún disfruto contigo, aún deseo tus labios, aún quisiera a aquel a quién amé. Pero no, no estás aquí: hablamos y tus palabras son cada vez más vacías, es como si quisieras que aborreciera a tu nuevo yo.
Es impresionante como hasta tu olor ha cambiado, todo aquello que parecías querer ahora no está y se ha convertido en un hombre que no conozco... donde estás, no pude haber estado con un fantasma de mi imaginación... YO LO JURO, te sentía. No pudieron ser mentira cada beso dado, cada estadía en tus manos, cada palabra y cada dicho te amo...
¿Quién eres ahora? ¿quién soy yo? amigos, casi novios, juntos y sin tocarnos... solos y acompañados.

Parte 2

Me encantó entenderte, ahora se que no tendremos más que este hermoso cariño y esta bella amistad. No te mentiré, aún siento gran querer por ti, aún mi corazón siente gran necesidad por el tuyo, aún deseo hacerte la persona más feliz de este mundo, aún quiero sacarte del mundo en el que te encuentras y daría todo de mí por tu bienestar.
No es el momento y lo comprendí, pero también se que dos seres tan completos entre sí no pueden estar lejos, por lo que estoy convencida que siempre te tendré... Sea como sea, siempre estaremos aquí.
Ahora solo Dios conoce nuestros destinos y solo Él sabe cuan intensa será nuestra vida, cuanta paciencia debamos tener. Padre, solo pido sabiduría para ambos, un regalo de tu mano para que hagamos lo mejor.

Comentarios

Entradas populares